Noticias de noviembre de 2019.
Cuando buscaban asesinados para enterrar en el valle de los Caídos

Gestiones del Régimen franquista entre los familiares de muertos en la Guerra Civil de 1936

El mausoleo construido por el régimen franquista a los caídos, una dictadura muy personalista, el que en 1975 pasaría a ser el lugar de enterramiento del generalísimo Francisco Franco, se fue construyendo durante los años cuarenta, y a mediados de los años 50 ya estaba casi terminado. El proyecto de Franco, a la medida de su ego, fue tomar como modelo la abadía de Montserrat y su congregación benedictina, a los cuales admiraba desde que los conoció por 1944, y con cuyo abad, Aureli Maria Escarré, tenía trato estrecho. De hecho, cuando el monasterio del mausoleo de Cuelgamuros estuvo terminado, se designó como futuro abad "al P. Justo Pérez de Urbel, notable escritor e historiador y prior entonces del monasterio de Nuestra Señora de Montserrat de Madrid, dependiente de Silos, para que llevase a cabo las labores de la fundación".

El proyecto franquista incluía, además, llenar aquel mausoleo de mártires de la guerra que habían provocado. El Estado comenzó a movilizar a su administración para que extendiese la solicitud a los alcaldes. "Según una circular publicada en 1958, para la exhumación y traslado de enterramientos individuales de restos identificados en cementerios había de mediar el consentimiento expreso de los familiares." Conservamos memoria de aquellas esas peticiones.

El alcalde de Blesa, ante las diligencias que le solicitaron desde el Gobierno Civil de la Provincia de Teruel, estuvo haciendo gestiones con “familiares de caídos en la cruzada” de su localidad y “todos ellos manifiestan lo siguiente: Que ninguno accede a levantar los restos de sus familiares, depositados en un panteón especial que en su día el Ayuntamiento edificó para ellos. Que es su voluntad el tenerlos aquí en el cementerio de la localidad”.
Esto estaba ocurriendo a finales de junio de 1958.

Dos días más tarde, el 30 de junio de 1958, el alcalde de Huesa del Común contestaba en parecidos términos al mismo cargo político: “...que en este término municipal, no existe enterramiento alguno colectivo y solamente existe un panteón dentro del cementerio donde están enterrados los sacrificados por la Patria, vecinos de esta villa, y cuyos familiares una vez invitados, manifiestan desean permanezcan en su actual enterramiento y no sean trasladados”.

Panteón de Huesa del Común a sus caídos de derechas en la última guerra de España.
Panteón de Huesa del Común a sus caídos de derechas en la última guerra de España.

Que la intención inicial del monumento en Cuelgamuros era dedicarlo solo a los muertos de un bando parece evidente leyendo el decreto del 1 de abril de 1940, publicado en el aniversario de la victoria del bando alzado:
“Un lugar retirado donde se levante el templo grandioso de nuestros muertos en que por los siglos se ruegue por los que cayeron en el camino de Dios y de la Patria. Lugar perenne de peregrinación en que lo grandioso de la naturaleza ponga un digno marco al campo en que reposen los héroes y mártires de la Cruzada”, tal y como redactó el propio Franco.

Cientos de localidades aragonesas debieron contestar en parecidos términos, negando sus asesinados al proyecto del Régimen. Y aún así, Aragón será la comunidad de España que más cadáveres exhumados aportó a los 33.833 (o 33.846 según otras fuentes) que terminarán allí enterrados.

Total de traslados al Valle de los Caídos por Comunidad Autónoma y su desglose por provincia.
Fuente: El Mundo. El gráfico original es dinámico y permite pulsar sobre las comunidades; muy recomendable.

¿Cómo pudo ser? El siguiente mapa de EuropaPressData aporta la respuesta, pues muestra el lugar en el que se encontraban los restos de las personas enterradas en el Valle de los Caídos antes de su traslado.



Fuente: EuropaPressData

Y es que el Régimen dictó que, "para los enterramientos individuales o colectivos con restos no identificados, fuesen en cementerios o en otros lugares, se podía proceder a la exhumación y traslado sin otras diligencias ni de identificación ni de autorización".

Así, comprobamos como sacaron rumbo al valle de los Caídos:

    553 cuerpos exhumados desde Santa Eulalia (Te),
    793 desde Cella (Te),
    2916 desde Teruel,
    82 desde Calatayud (Z),
    4025 desde Zaragoza,
    855 desde Huesca,
    125 desde Almudévar (Hu)...;

lo que significa que en su mayoría, los exhumados sin permiso para edificar la pirámide franquista del valle de los caídos fueron los asesinados masivamente por las fuerzas nacionales o por los falangistas, fruto de los asesinatos masivos de inocentes en la retaguardia de Teruel. ¿Justicia, venganza? Ni de lejos: exterminio de españoles. La historiadora Ángela Cenarro subraya que "las localidades que destacaron por el elevado índice represivo [de la provincia de Teruel que cayeron en el bando fascista] fueron Calamocha, Caminreal, Santa Eulalia, Monreal del Campo, Gea, Libros y Villastar...". Además tuvo lugar en el invierno de 1937-1938 la batalla de Teruel.

En otras zonas los restos de humanos que se tomaron para inhumarlos en el valle de los Caídos, serían principalmente de fosas comunes de batallas importantes, como la batalla del Ebro (julio a noviembre de 1938): 923 restos de cuerpos viajaron desde Gandesa, 250 Corbera d'Ebre, 1194 de Bot, 674 de Horta de Sant Joan, 835 de Batea, todas estas en Tarragona, o frentes próximos: 692 víctimas de la guerra desde Tremp (Lleida).

El profesor Julián Casanova, lo recordaba durante su intervención en la radio Onda Cero, a raíz de la exhumación de los restos de Franco. "...no es enterrado en cualquier sitio, es enterrado en un centro que él había proyectado a mayor gloria de los mártires de la cruzada, pero como no puede llenarlo solo con mártires de la cruzada, roban víctimas que ellos mismos, los franquistas, habían asesinado durante la guerra civil, era una gran anomalía... que lo compartiera con gente que habían sido víctimas del verdugo..." [minuto 10]

Por provincias, desde las que más cadáveres se trasladaron al Valle de los Caídos: Madrid, Tarragona, Zaragoza y Teruel, seguido de Asturias, Castellón y Lleida. "De los restos inhumados desde 1954 alrededor de 21.423 son de víctimas identificadas y 12.410 de personas desconocidas, según información del Ministerio de Justicia."

Así, robando legalmente cadáveres de los asesinados por su necesidad de ser de izquierdas, o de soldados anónimos o no, el monumento que iba a ser solo para sus caídos, se convirtió en un símbolo un poco más neutral, mas sin perder nunca su esencia sectaria original.

Para saber más

Fuentes

Nota: Si Franco quiso ser enterrado en el valle de los Caídos no queda tan claro como publiqué en una primera edición de este breve artículo. ABC publicó en una entrevista al arquitecto del mausoleo de Cuelgamuros que, en una conversación privada con Franco, le había dicho que al lado de la tumba de José Antonio se pondría la de él mismo. Pero luego no debió de transmitirse aquella conversación y en los estertores del dictador, sus fieles colaboradores no tenían claro dónde inhumarlo.

Texto: FJLA

Panteón de Huesa del Común a sus caídos de derechas en la última guerra de España.
Panteón de Huesa del Común a sus caídos de derechas en la última guerra de España.

-->